sábado, 20 de noviembre de 2010

Sobrecargos Mexicanas


Sobrecargos de Mexicana lanzarán a la venta el próximo jueves en la ciudad de México un calendario donde muestran sus “encantos”, acción que realizaron a fin de allegarse recursos por la difícil situación financiera que viven, esto debido a la crisis por la que atraviesa la aerolínea.

Son 10 guapas mujeres las que posan, entre las cuales están: Rosa María Arcos, Yadira Otamendi, Chari Cambero y Coral Pérez, de quien surgió la idea, y las cuales consideran que es para apoyar a sus compañeros que se encuentran sin recibir ingresos luego de que en agosto parara operaciones la empresa, cuya situación aún no se define.

El primer tiraje será de mil ejemplares, cuyo costo por unidad será de 149 pesos y en las fotos aparecen también Claudia Alias, Ofelia Acordagoytia, Mónica Silva y Gina Aguilar.

Rosa María Arcos, quien hasta el cierre de la aerolínea llevaba 13 años de antigüedad, destacó que en las gráficas para las cuales posaron con ropa que les hicieron por encargo, no llevan el uniforme oficial de la empresa, ni logotipos de la misma.

Se trata de un proyecto independiente en el que no tiene nada que ver la lideresa de la ASSA, Lizette Clavel Sánchez.

Cuando la actual diputada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Alejandra Barrales, quien fue dirigente de los sobrecargos, posó para una revista junto con otras dos correligionarias del PRD, al interior de esa organización predominaron las críticas, pues se consideró que siempre se ha luchado por que no se tenga a las sobrecargos enmarcadas en una imagen frívola o sexual, sino de trabajo.

En entrevista, Lizette Clavel subrayó que el proyecto es totalmente independiente y ajeno a la Asociación. “Podríamos decir que están en su derecho, están en la posibilidad de hacerlo, respetamos esos derechos y como organización lo que tenemos que hacer como obligación estatutaria es el reconocimiento de nuestra profesión como personal de seguridad y pugnar porque el nombre de la profesión sea conforme a la ley, es decir, sobrecargos y no azafatas, por lo que debemos actuar por conseguir el respeto de empresas y pasajeros y no ser vistas bajo una perspectiva sexista”.

Señaló que no se opone al calendario, pero reconoció que se podría haber generado un proyecto conjunto y acorde a la lucha sindical, con la necesidad de los compañeros y con la visualización de su profesión.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada