sábado, 28 de marzo de 2009

Eva Longoria



Sin las grandes poses de estrella hollywoodense, la actriz Eva Longoria fue un imán para el público que se dio cita la tercera gala benéfica de la 24 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) y por si ello fuera poco, Alejandro Fernández la apapachó en la víspera de su cumpleaños.
Longoria llegó a suelo azteca para hacer entrega del reconocimiento Mayahuel de Plata a Manuel González Casanova, fundador de la Filmoteca de la UNAM y del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), además de fungir como maestra de ceremonias en la proyección del filme El juego perfecto.
En su encuentro con la prensa nacional, la actriz confesó a la prensa sus esperanzas porque las condiciones de vida de los inmigrantes latinos en Estados Unidos mejoren.
Al tiempo, también precisó, tiene grandes expectativas en que el gobierno del presidente Barack Obama ayude a mejorar las condiciones de sus compatriotas estadounidenses.
“Cuando vengo a México me siento estadounidense, cuando estoy en los Estados Unidos me siento mexicana, y mucha gente se siente así”, externó.
Es de recordar, debido a la presencia de Longoria en la 24 edición del festival, El Potrillo no dudó en invitar a la intérprete a visitar su casa para festejar su cumpleaños número 34.
Cabe mencionar, Eva hace labor filantrópica con la fundación que ella preside, denominada Padres Contra el Cáncer y en el cual Alejandro Fernández también hace su aportación.
Longoria reveló que la idea de crear Padres Contra el Cáncer surgió de una visita que hizo a un hospital de Los Ángeles, California.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada